DEBATE 134: Una mujer es grabada vendiendo a su bebé por 40 euros (III de la 1ª Eval.)

La policía rusa ha detenido a dos de las mujeres que aparecen en este vídeo. Como refleja la grabación de las cámaras de seguridad del aeropuerto de Omsk, en Rusia, Inna Petrova, una joven de 25 años, entregó a su bebe recién nacido, de solo nueve días de vida, a cambio de 40 euros. La mujer que recibe el bebé es Natalia Zhdanova, de 43 años, quien, según la investigación, voló más de 3.000 kilómetros desde San Petersburgo para recogerlo. Al comienzo del vídeo, la chica aparece con el bebé en brazos y, en cuestión de segundos, dos mujeres se le acercan y terminan comprando al recién nacido, envuelto en una manta. Según el diario Metro, Zhdanova se valió de un certificado de nacimiento falsificado para mostrar a la seguridad del aeropuerto antes de volar de regreso a su ciudad natal con la pequeña. Tanto Petrova como Zhdanova podrían enfrentarse a un mínimo de 10 años de prisión por tráfico de menores.

Tomado de www.elmundo.es

 

También te podría gustar...

16 Respuestas

  1. Ander Gutiérrez dice:

    En mi opinión una vida humana no es algo lo cual se puede vender o comprar, no somos nigún objeto al cual se le pueda dr un valor y mucho menos si quien lo hace no es uno mismo. Por lo que este tipo de sucesos no deverían darse a día de hoy. Seguramente en este caso la madre estaría en un estado ecoómico nefasto por lo que lo habrá hecho por necesidad, en mi opinión la carcel no es una opción, sino que habría que integrarla en la sociedad y educarla, la condena deverían ser servicios comunitarios. A la compradora habría que quitarle al bebé y darselo a alguien mejor. Esto no va a pasar puesto que en Rusia hay demasiados niños huerfanos que estan en horfanatos, pero es lo que se devería hacer.

  2. Esta noticia es sin duda muestra de hasta donde llega el ser humano para obtener beneficio económico o para ser madre fuera de todo cauce legal.
    La madre que vende a su hijo por tan poca cantidad podría haber buscado otra salida a su situación ya que seguramente no podrá mantener a su hija. La otra mujer de 43 años compra a la niña seguramente buscando una maternidad que por su edad ya no es posible. Esta situación es muy lamentable y peligrosa. Precisamente en nuestro país se ha juzgado a un médico de 85 años y se le ha dejado en libertad por haber prescrito el delito por la misma situación.
    En mi opinión las dos mujeres merecen un castigo de mas de 10 años de prisión. La vida humana no tiene precio y no se puede vender ni comprar.

  3. Paula López Aguirre dice:

    Esta noticia me sorprende ya que no había oído nunca hablar de un tema similar. La decisión que toma la madre al entregar a su hijo a otra persona por tan solo 40 euros me hace plantearme las dificultades que dicha mujer tiene que estar pasando económicamente. Para esa madre no tiene que ser fácil tener que recurrir a esta opción, pero a parte de que es lo mejor para su supervivencia, probablemente querrá ofrecerle a su hija una vida mejor.
    Desde la perspectiva de la “compradora”, considero que no está haciendo nada bien. No creo que una vida humana pueda ni deba ser comprada, y menos en esas condiciones.

  4. Adrián Martínez dice:

    En mi opinión es una aberración que una madre sea capaz de vender o traficar con su hija ya sea por problemas económicos o ya sea porque no se sienta capaz de cuidar del bebé, ya que si los problemas son económicos puede buscar un trabajo para mantenerse y si los problemas son que no se siente capaz de cuidar del bebé puede darlo en adopción que por lo menos la persona que lo adopte habrá pasado unas pruebas para ver si es una persona apta para cuidar de dicha criatura.

  5. Eneko Martín dice:

    En mi opinión creo que es inhumano el mero hecho de plantearse la opción de vender por 40 miseros euros a un bebe de tan solo 9 días. Cualquier pena que le caiga a esa mujer será insuficiente. Me gustaría que con el tiempo este tipo de casos fuese descendiendo hasta que no se den mas casos de trafico de menores.

  6. ALVARO ARANDA dice:

    En mi opinión es una situción terrible, el vender un bebé por 40 euros. Debemos pensar que es una vida humana que se ha vendido como si fuese un objeto. También hay que tener en cuenta la situación que tiene que estar viviendo la madre para hacer dicha barbaridad, la falta de recursos o algun problema psicológico. Por otro lado me parece descarado que una persona sea capaz de pagar por otra, deja mucho que desear de la sociedad en la que vivimos.

  7. BORJA GÓMEZ dice:

    Por una parte podemos ver este caso como un caso de tráfico de menores con animo único de lucro en el que una madre vende a su hijo por 40 euros,en este caso diríamos que vender una vida humana es una involución d ella humanidad ya que antiguamente se practicaba el comercio con esclavos legalmente.

    Por otra parte podemos ver a la madre con una intención buena de querer que su hijo tenga una vida mejor,algo complicado de suceder en el caso de hacerlo de manera legal mediante un orfanato ya que Rusia, al ser un país de grandes dimensiones y con millones de habitantes y sustentado por un régimen comunista precario tiene miles de niños en orfanatos y casas de acogida. Por lo tanto la madre estaría buscando un buen futuro para su hijo y ademas estaría ganando un dinero tal vez difícil pero necesario de aceptar debido a la condición económica.

    En conclusión no podemos opinar o criticar sin saber sus recursos económicos ni su entorno o circunstancias por lo que hace esto pero si que mirándolo desde dos ángulos diferentes da lugar crítica o también podríamos ver en esto como una acción beneficiosa para su hijo.

  8. June Robles Martinez dice:

    Vender un bebé o mejor dicho, un ser humano como si se tratase de una mercancía es algo verdaderamente indignante e inhumano.
    Algunas redes de tráfico de seres humanos e incluso algunos padres económicamente solventes, se aprovechan de las miserias de otros para satisfacer sus deseos, bien económicos o bien, personales; así evitan el largo proceso de la adopción.
    Las leyes deberían proteger más al menor y salvaguardar sus derechos. No estamos en una época esclavista. Tan culpables son los que venden como los que compran.
    Cada día sorprende más leer una noticia como ésta, donde se relata una actitud o práctica indigna y más sorprendente, aún si cabe, es que se produzca en pleno siglo XXI.

  9. irene dice:

    Esta noticia muestra los límites a los que se puede llegar por razones económicas. La madre seguramente no estará orgullosa de sus actos, pero son las circunstancias las que le han llevado a considerar vender a su hijo.
    Me parece desolador el hecho de plantearse dicho acto. Aun así, la madre podría haber sido obligada a tener el niño y además con sus recursos no podría darle una buena vida al bebé. La madre quizás quiso darle el niño a otra familia para que lo cuidaran mejor que lo que ella podría en sus supuestas circunstancias. No creo que la otra mujer tuviera malas intenciones. Lo que realmente me parecería indignante sería que alguien que no fuera la madre del niño lo vendiera, al fin y al cabo, el niño es suyo.

  10. Edurne Adrián dice:

    Es lamentable que con la vida de una persona encima siendo su propio hijo se comercie por esa cantidad de dinero, me parece algo inhumano. No quiero decir que si la suma fuese más alta lo considere bien, pero una persona que actúa así puede que tenga una adicción por lo cual sus facultades están mermadas.
    No creo que por un problema económico venda a su hijo por 40€, hay autoridades a las que puede recurrir o familias que quieran adoptar que se harían cargo del bebé, pero legalmente.

  11. Unai Abadía dice:

    Resulta sorprende hasta qué límite puede llegar la gente por solamente 40 euros. Esto no es cuestión de querer enriquecerse a costa de vender a tu hijo, ya que con ese dinero no se puede hacer nada. Por lo tanto, el problema no es tanto el hecho en sí sino el contexto en el que se ha hecho, que dice mucho de la situación que se puede vivir en Rusia. Este es, tal vez, el verdadero problema.
    Como no da más datos, no sabemos si Inna Petrova vivía en situación de extrema pobreza o simplemente se trata de un caso de vientre de alquiler, pero en cualquier caso, hay que estar muy desesperado para hacer semejante cosa.

  12. Ainhoa Boado dice:

    Me parece impresionante que este tipo de conductas se den hoy en día. Vender seres humanos debería ser algo que terminó hace mucho tiempo y que parezca imposible en la sociedad actual, como la esclavitud. Sin embargo, muchos temas de polémica actual tienen que ver con la compra de personas como la prostitución (en muchas ocasiones esas mujeres han sido compradas y no tienen libertad) o la gestación subrogada, donde al final y al cabo estas vendiendo a un bebe que aun no ha nacido. De todas formas es un problema que no creo que tenga como problema su ubicación (Rusia), sino que es algo mucho más global y que se debería parar, ya que no entiendo como una persona puede llegar a comprar a otra si todos partimos de la igualdad.

  13. Sandra Antunez dice:

    Utilizar a un ser humano para sacar dinero es un acto muy inhumano y mezquino. Me imagino que la mujer que compró al bebe recién nacido no podría quedarse embarazada y por eso recurrió a comprar ilegalmente un hijo. Podría haberlo hecho de manera legal, pero quizás la gestación subrogada en Rusia no esté aun legalizada. Yo creo que hay muchos métodos a día de hoy para quedarte embarazada como para tener que cometer un crimen como el que estas dos señoras han cometido. La chica que vendía al niño me imagino que sería porque se habría quedado embarazada sin quererlo (viendo su edad, ya que es muy joven) y decidió vender al niño para sacar dinero aparte de quitárselo de encima. Me parece que ponerle precio a un ser humano es muy cruel y no es digno de hacerse.

  14. Erika Ruiz (2º Bach. A) dice:

    Me parece extremadamente preocupante que todavía existan personas capaces de cometer actos de este estilo. Vender a un ser humano es deplorable. Por mucho que sea su madre, eso no significa que sea propiedad suya. Nadie pertenece a nadie. Las personas somos libres, o por lo menos, así debería ser. Debido a esta noticia, también nos damos cuenta de lo que el dinero supone para la sociedad de hoy en día. Es decir, el dinero ha hecho que una madre sea capaz de vender a un hijo. Me parece horripilante. Me alarma también la situación económica por la que debe estar pasando la mujer rusa para hacer semejante atrocidad por esa pequeña cantidad de dinero. Aun así, es obvio que este tipo de sucesos tampoco son lícitos por grandes cantidades de dinero, por las razones que he explicado previamente.

  15. MIKEL GETINO (2BACH A) dice:

    Me parece un crímen que no tiene perdón ni pena suficiente. La persona está por encima de todo y no se puede utilizar como objeto o como fuente de dinero, y menos aún un recién nacido. Es un acto inhumano y por desgracia hoy en día hay muchos casos parecidos en los que se trafica con niños y posteriormente son explotados laboralmente. Cierto es que hay gente en una grave crisis económica como puede ser el caso de esta mujer y a la cual el bebe puede resultarle una carga financiera más, pero me parece impensable que se pueda llegar hasta el límite de vender a tu propio hijo por unos tristes 40 euros.

  16. Ander Garcia Garcia (2ªBACH B) dice:

    Realmente me sorprende hasta donde somos capaces los seres humanos de sacar provecho de algo, incluso aunque sea haciendo algun mal a otro.Me parece bastante acertado el tiempo que podran pasar en prision, pero me pregunto como consiguieron hacer el trato y asi, ya que esto significaria que puede haber una gran red de trafico de menores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: