El Colegio Alemán de Bilbao expulsa durante dos días a los alumnos que incumplen las normas antiCovid-19

El Colegio Alemán de Bilbao expulsará durante dos días a los alumnos que incumplan las normas antiCovid-19 con las que pretende garantizar la formación presencial en plena pandemia. Los directores de Bachillerato y de Secundaria de este colegio privado centenario han remitido una carta a los padres en la que constatan que «una parte del alumnado no respeta las normas» que ha establecido el centro para minimizar los riesgos de la pandemia. Desde el pasado jueves, el alumno que infrinja las normas será enviado a una sala de cuarentena del propio centro, su familia tendrá una hora para recogerlo y será expulsado durante dos días.

La carta remitida a los padres está firmada sólo por los responsables de los alumnos a partir de los 12 años y no concreta qué normas de las dictadas por el centro darán pie a la expulsión temporal. El Colegio Alemán de Bilbao cuenta con un riguroso protocolo que incluye la obligación de que diariamente todos los alumnos se midan la fiebre en casa y prohíbe acudir al centro si la temperatura supera los 37 grados, si se manifiestan síntomas vinculados al coronavirus o se encuentran en cuarentena como contactos de positivos. Por supuesto, los alumnos contagiados también deben permanecer en sus domicilios.

Dentro del centro, los alumnos tienen que dirigirse directamente a sus aulas y está prohibido permanecer en los pasillos o dejar las mochilas en ellos. Además, es obligatorio llevar mascarillas excepto para los alumnos de guardería. Tanto los alumnos más pequeños como los de la Educación Primaria quedarían fuera de la advertencia cursada por los directores de la Educación Secundario y de Bachillerato que firman la carta remitida a los padres.

Una misiva en la que el alumno infractor tendrá una reunión junto a sus padres y a uno de los profesores del centro antes de ser expulsado. El Colegio Alemán destaca que ha intentado hacer comprender a los alumnos más mayores que las normas establecidas «no son un tema de disciplina sino que en este caso es un tema de salud que nos afecta a todos». La expulsión el día del cumplimiento y la jornada siguiente obligará al alumno a conseguir el material escolar que se haya impartido porque expresamente el colegio comunica a sus padres que no (con mayúscula) recibirá clase ni ningún tipo de ejercicio».

El Colegio Alemán de Bilbao es un centro privado creado en 1907 que fue cerrado en 1945 y reabierto por un grupo de padres en 1951. En 1961 se inaguraron las actuales instalaciones en el barrio de Begoña de Bilbao. El coste anual por alumno ronda los 5.300 euros. La matrícula (unos 1.400 euros), el transporte, el comedor y las actividades extraescolares aparte.

Tomado de www.elmundo.es

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Karla Villaverde dice:

    Las medidas que han tomado me parecen correctas, por el hecho de que al final pueden enfermar a gente de su alrededor por su egoísmo a no seguir las normas. Está claro que los principales motivos por los que los jóvenes no las respetan es porque quieren volver a la normalidad en la que vivíamos. Pero aun no han podido pararse a pensar que lo que hace falta es que hagamos esto todos para volver a la normalidad, es decir, necesitamos cambiar lo que para nosotros antes era normal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: