TÉCNICAS DE ESTUDIO: El subrayado

1.- ¿Qué es subrayar?: es destacar mediante un trazo (lí­neas, rayas u otras señales) las frases esenciales y palabras claves de un texto.

2.- ¿Por qué es conveniente subrayar?

  • Porque llegamos con rapidez a la comprensión de la estructura y organización de un texto.
  • Porque ayuda a fijar la atención sobre el texto que estamos trabajando.
  • Porque favorece el estudio activo y el interés por captar lo esencial de cada párrafo.
  • Porque se incrementa el sentido crí­tico de la lectura porque destacamos lo esencial de lo secundario.
  • Porque una vez subrayado podemos repasar mucha materia en poco tiempo.
  • Porque es condición indispensable para confeccionar esquemas y resúmenes.
  • Porque favorece la asimilación de los contenidos y desarrolla la capacidad de análisis y sí­ntesis.

3.- ¿Qué debemos subrayar?

  • La idea principal, que puede estar al principio, en medio o al final de un párrafo. Hay que buscar, posteriormente, ideas secundarias que deben subrayarse de forma diferente.
  • Palabras técnicas o especí­ficas del tema que estamos estudiando y algún dato relevante que permita una mejor comprensión. Si es de Historia, por ejemplo, las fechas y los lugares serán elementos clave a subrayar.
  • Para comprobar que hemos subrayado correctamente podemos hacernos preguntas sobre el contenido y sí­ las respuestas están contenidas en las palabras subrayadas entonces, el subrayado estará bien hecho.

4.- ¿Cómo detectamos las ideas más importantes para subrayar?

  • Son las que dan coherencia y continuidad a la idea central del texto.
  • En torno a ellas son las que giran las ideas secundarias.

5.- ¿Cómo se debe subrayar?

  • Mejor con lápiz que con bolí­grafo. Sólo los libros propios
  • Utilizar  lápices de colores. Un color para destacar las ideas principales y otro distinto para las ideas secundarias.
  • Sí­ utilizamos un lápiz de un único color podemos diferenciar el subrayado con distintos tipos de lí­neas.

6.- ¿Cuándo se debe subrayar?

  • Nunca en la primera lectura, porque podrí­amos subrayar frases o palabras que no expresen el contenido del tema.
  • Las personas que están muy entrenadas en lectura comprensiva deberán hacerlo en la segunda lectura.
  • Las personas menos entrenadas en una tercera lectura.
  • Cuando conocemos el significado de todas las palabras en sí­ mismas y en el contexto en que se encuentran expresadas.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: