DEBATE 91: “Enhorabuena a los fabricantes de audí­fonos” (5)

asdDe no tomarse las medidas oportunas, en un futuro próximo, muchos necesitarí­an audí­fonos para poder oí­r, en especial los jóvenes de hoy en dí­a que hacen un uso excesivo de los auriculares. La vuelta al cole podrí­a ser una buena ví­a desde la que tratar de concienciarlos acerca del uso de estos dispositivos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que existen millones de individuos que podrí­a padecer una sordera si no se empiezan a tomar las medidas de precaución y prevención oportunas; entre ellas, hacer un buen uso de los auriculares y aparatos electrónicos.
La OMS señala a los jóvenes como el sector de mayor riesgo al constituir estos el grupo social que más utiliza este tipo de aparato; para escuchar música mientras se hace deporte, se camina y hasta para estudiar. Esa es la finalidad prioritaria por la que parecen recurrir a aparatos tipo MP3 y a los auriculares, cada vez más sofisticados y con sistemas de escucha que permiten subir la música hasta lí­mites que podrí­an ser bastante perjudiciales para la audición. Y es que no solo usan este tipo de productos dí­a sí­ y otro también, sino que cada vez prolongan más su tiempo de exposición a sonidos provenientes de estos y lo que es peor, a un volumen que resulta más que excesivo para su capacidad auditiva.
En la actualidad, se estima que haya en torno a los 43 millones de personas de entre 12 y 35 años con sordera por multitud de causas entre las que cabe destacar el uso de auriculares. Los datos indican que, de continuar con prácticas auditivas perjudiciales o inseguras como esta, el í­ndice de individuos con sordera podrí­a aumentar y, con él, el consumo de audí­fonos ganarí­a todaví­a más protagonismo en el mercado.

Tomado de www.elcorreo.com

También te podría gustar...

22 Respuestas

  1. Alazne Verdeal dice:

    Diariamente utilizo los audí­fonos una media de 2h al dí­a. Para escuchar música y para hacer deporte, sobre todo. En verdad, cada dí­a los utilizamos más y subiendo gradualmente el volumen.Pero, por otra parte, la creciente pérdida de audición de la gente no lo uno únicamente al uso excesivo de los audí­fonos.

    Vivimos en una sociedad, en un mundo lleno de ruido. Las obras de la calle, el gentí­o, los automóviles, los aviones… Sin darnos cuenta deterioran cada vez más rápido nuestra audición, pero por desgracia no es nada sencillo buscar soluciones.

    Dicho esto, me gustarí­a señalar que en verdad no cuidamos de nuestra audición, la exponemos demasiado a los ruidos. Deberí­amos evitar las calles concurridas, bajar el volumen del reproductor y en caso de escuchar mucho la música, deberí­amos usar unos auriculares de casco, es decir, aquellos que no se introducen directamente al oí­do, sino que tapan la oreja y el daño, por decirlo así­, es menor.

  2. Joseba Casado Moreno dice:

    Yo soy una de esas personas que utilizan auriculares constantemente. Se podrí­a decir que, exceptuando las hora en las que estoy en el colegio, estoy todo el dí­a con el auricular enganchado en la oreja escuchando música a un nivel de volumen “indecente”. De hecho, ahora mismo estoy con ellos. Es cierto que noto que he perdido bastante capacidad auditiva, por lo menos para lo que no me interesa porque para lo demás tengo un oí­do finí­simo, pero lo achaco con otros echos, por ejemplo, con el ruido al que nos sometemos cada vez que salimos por la puerta de casa, con los niños (y no tan niños) gritando, …

    Este tema me suele asustar bastante, por eso intento despegarme de estos, pero resulta inútil. Cuando los veo encima de mi mesa algo dentro de mi me dice que me los ponga y conecte la música. Intento resistirme pero siempre caigo en la tentación.

  3. Alexander Moreno dice:

    Es cierto que cada vez sobre todo los jóvenes utilizamos los auriculares mas a menudo, a un volumen excesivo, y exponemos nuestros oí­dos mas tiempo del que deberí­amos a música alta. Yo cuando estoy en el ordenador viendo algún ví­deo o lo que sea siempre estoy con los cascos y seguramente a un volumen muy alto aunque no me de cuenta. Esto se está viendo entre los jóvenes cada vez más y posiblemente en un futuro muchos tendrán perdida auditiva y los audí­fonos obtendrán una gran importancia en el mercado.

    Por ello, yo creo que deberí­amos controlar cuando y como utilizamos auriculares, y no excedernos para evitar problemas auditivos. Es un hábito que hemos ido adquiriendo y con un pequeño esfuerzo podrí­amos intentar reducir las horas de uso de los auriculares, podrí­a ser todo un reto para algunos que utilicen auriculares la mayor parte del dí­a.

  4. Alain Miranda dice:

    Coincido totalmente con la tesis de este texto, y me incluyo en el número de personas que escuchan música a lo largo de su dí­a. Aunque es verdad que en mi ejemplo, no creo que pueda conllevar un problema fí­sico ya que no uso auriculares y el volumen de la música no suele ser muy alto.

    Tomando mi modo de escuchar música como solución para aquellos a los cuales les surja el problema auditivo por escuchar música, propongo un par de posibles soluciones mas, como puede ser el uso de cascos en vez de auriculares ( Si, al fin y al cabo daña el oí­do, pero algo menos) y dejando el volumen en un nivel medio, ya que estamos muy acostumbrados a ponerlo lo mas alto posible.

    Si a estos problemas auditivos por los auriculares le añadimos también todos los ruidos que escuchamos a l largo de nuestro dí­a, como pueden ser obras,trafico… Estaremos de acuerdo en que aumentamos ese problema, y deberí­amos tener más cuidado de lo que tenemos normalmente, ya que no le damos la importancia suficiente.

  5. Ibon Martínez dice:

    Es cierto que los jóvenes utilizamos cada vez más los auriculares. Escuchamos la música excesivamente alta y cada vez durante más tiempo. Sin embargo, no quiere decir que en un futuro millones de individuos padecerán sordera. Hay varias maneras de evitarlo, como bajar el volumen de la música (ya se que no es lo mismo pero el riesgo de perder audición es real), escucharla mediante unos altavoces siempre que se pueda o utilizar auriculares que protejan nuestos oidos.
    A mi personalmente me encanta la música y estoy mucho tiempo en casa con los cascos puestos, pero siempre intento descansar de vez en cuando y dejar la música por un rato.

  6. Andrea Díez dice:

    Es evidente que el uso de los auriculares es cada vez mayor, sobre todo en el caso de los jóvenes, solamente con el hecho de salir a la calle se puede ver a adolescentes, y no tan adolescentes, haciendo footing con auriculares puestos, otras personas escuchando música a través del móvil… Su uso se ha generalizado a una gran parte de la población juvenil.
    El ruido, música elevada… se han convertido en un elemento más de nuestra vida cotidiana, no solo en los hogares sino también fuera de ellos (bares, tráfico, locales…).
    Quizás lo mejor serí­a vivir aquello que tenemos alrededor, observar, disfrutar, en lugar de “evadirnos” escuchando música a tantos decibelios. Como esto hoy en dí­a parece una utopí­a propongo utilizar menos y mejor (en tiempo y en volumen) los auriculares, ya que, concienciar de los riesgos de su mal uso, no es eficaz.

  7. Eduardo Del Corral dice:

    Es cierto que los jóvenes utilizamos más y más los auriculares tanto si escuchamos música, vemos un ví­deo… Pero, el problema radica cuando escuchemos lo que escuchemos lo hagamos con un volumen excesivamente alto y durante un largo periodo de tiempo.
    Para eliminar este problema algunos fabricantes de smartphones o diferentes aparatos de música han añadido diferentes alertas a la hora de subir el volumen más de lo recomendado cuando se tienen los auriculares conectados. Sin embargo, normalmente, se suele hacer caso omiso a estas indicaciones y se suben el volumen más de lo debido.

    Pienso que este tipo de medidas son correctas pero no suficientes, por ello, concienciar a los jóvenes en los colegios y mediante campañas publicitarias podrí­a ayudar a solucionar el problema.

  8. Iker Santibañez Gonzalez. dice:

    Estoy completemente de acuerdo con el texto arriba relatado. Hoy en dí­a la mayoria de los jovenes, entre los cuales me incluyo, utilizamos muy a menudo los auriculares, Los llevamos puestos en el teléfon para escuchar música, los llevamos puestos en el mp3, incluso en casa con el ordenador muchas veces para escuchar cualquier cosa; y efectivametne el volumen simpre es muy alto.
    Ante lo anterior, estamos abriendo un gran mercado a las empresa que fabrican audifonos ya que vamos a tener un gran problema de salud cuando pasen unos años. Problema que tambien agraba a las arcas del estado ya que tendremos que acudir en más ocasiones al medico y nos tendran que poner algún tipo de tratamiento con lo que esto supone a la Seguridad Social.
    La solución no es facial, ya que para nosostros la utilización de estos aparatos forma parte de la vida cotidiana, de nuestros habitos. Habitos que es muy dificil cambiar cuando lo tomas como algo natural.
    El problema vendra despues.
    Qué solución se puede busca; a mi modo de ver es complicado, pero empezaria por una buena campaña publicitaria de concienciación que parta desde el Gobierno en la cual explicara de una forma directa de los problemas de salud que estos aparatos producen y que podemos hacér para ir
    presciendo de ellos. Ademas seria conveniente una bunea cocienciación por parte de todos, colegio, padres, profesores y nosotros mismos, para que paulatinamente, de forma gradual comenzemos a utilizar menos estos aparatos; sepamos utilizarlos con un volumen adecuado.
    Tambien los fabricantes de estos aparatos tal vez deberian poner un volumen máximo establecido que no afectara a nuestros oidos.
    Ademas no solo deberia basarse en la utilización de los aparatos, tambien regular de otra manera los ruidos que hay en nuestras calles, como son las obras, claxon de los vehí­culos, etc, que te hace daño al ido y tambien a nuestras cuerdas vocales al tener que hablar más alto para poder comunicarnos.

  9. Fran Lázaro dice:

    Es cierto que el uso de auriculares es muy cómodo pero no siempre es bueno. Cuando usamos estos aparatos solemos ponerlos con un volumen extremadamente alto y eso daña nuestro oí­dos.
    Para solucionar este problema se han dado muchos avisos pero no han valido para nada así­ que la única solución seria que los fabricantes de estos productos establecieran un tope máximo de subida del audio el cual no dañase nuestros oí­dos.

  10. Arrate Caballero dice:

    Yo soy la primera que reconozco que, a pesar de no ponerme mucho los auriculares, cuando me los pongo me los pongo a un volumen bastante alto, y al final me va a acabar perjudicando…
    Aunque he de decir que no sólo esto es lo que daña nuestro oí­do, sino que vivimos en una sociedad donde el ruido es continuo por causa de los coches, las obras… no todo debe asociarse a un mal uso de los cascos.
    No hay solución perfecta o exacta para esto, pero si es verdad que se puede evitar pasar por calles ruidosas, escuchar la música a un volumen más bajo, o bien usar auriculares grandes (de los que no se “meten” directamente en los oí­dos), poner la música en altavoz en caso de estar en casa….

  11. SHEYLA PEREZ dice:

    Todos sabemos el daño que nos pueden causar este tipo de aparatos si no los utilizamos de manera correcta. Pero casi siempre ponemos la excusa de que también hay mas ruidos en la calle que afectan a nuestro oí­dos. Que también es verdad.
    Yo soy una de las que casi ni los utiliza, ya que si tengo que ponerme a escuchar música, ver videos o cualquier cosa prefiero escucharlo sin los auriculares. Pero como consejo no me preocuparí­a por lo demás de la calle si no que los que estamos perjudicando nuestra salud somos nosotros mismos, y nosotros somos los que debemos de poner el limite en esto. Debemos de ser mas responsables y cuidarnos.

  12. Lydia Setien dice:

    Mi opinión ante este tema coincide totalmente con la de mis compañeros. Aunque el uso de auriculares en un volumen bastante alto (y con bastante alto me refiero a indecente) se suele asociar a los jóvenes, no son solo estos los que hacen uso de las nuevas tecnologí­as.

    Me incluyo a mí­ misma entre las personas que no pueden despegarse de los auriculares y que se pasan casi todo su tiempo de ocio escuchando música.
    Creo que encontrar una solución a este problema no es para nada sencillo, pero si podrí­amos tener en cuenta algunos consejos. Al igual que han comentado mis compañeros utilizar cascos en vez de auriculares podrí­a ayudarnos y sobre todo aprender a bajar el volumen de la música. No somos (me incluyo) para nada conscientes (y si lo somos hacemos caso omiso) de las consecuencias que el mal uso de estos aparatos podrí­an acarrearnos en un futuro.

  13. Ainhoa Ozamiz dice:

    Al igual que la mayorí­a de mis compañeros, yo también soy una de esas personas que están constantemente escuchando música usando auriculares, podrí­a decir que constantemente, exceptuando el tiempo que estoy en el colegio o durmiendo. Soy consciente de que paso demasiado tiempo con los auriculares, por lo que este es un tema que me preocupa bastante. Debido a que la mayorí­a de nosotros usamos en exceso los auriculares, nos alarmamos cuando leemos noticias como esta, pues tememos quedarnos sordos, y además por nuestra culpa, por algo que podrí­a haberse evitado. Aún así­, considero que es necesario concienciar a la gente y en especial a los jóvenes sobre lo peligroso que puede llegar a ser este abuso de los auriculares.

    Desgraciadamente, no es tan fácil dar soluciones, ya que vivimos en una sociedad excesivamente ruidosa, y además, la mayorí­a de la gente que pierde audición por usar auriculares no necesariamente la pierde por escuchar la música a demasiado volumen, sino por escucharla demasiado tiempo. Sin embargo, no todo esta perdido. Como apunta Alain, una posible solución serí­a el uso de los cascos, que son menos dañinos que los auriculares, así­ como por supuesto, bajar el volumen.

  14. Andrea Fernández dice:

    Coincido totalmente con mis compañeros y con el texto. Yo también soy una de esas muchas personas que cuando hago deporte y sobre todo cuando me preparo o algo alguna tarea me pongo los auriculares a un volumen indecente, y cada dí­a más gente lo hace, lo cual podrí­a traernos graves problemas. Somos conscientes de ello pero parece que no le hacemos demasiado caso puesto que lo vemos algo poco realista y poco probable, aunque no sea así­. También debo coincidir en que no es lo único ni por asomo que en nuestro al rededor nos hace daño en este aspecto.

  15. Janire Martínez dice:

    Respecto al texto y la opinión que este da, solo estoy PARCIALMENTE de acuerdo con el mismo. Pues a pesar de que coincido en la postura de que someter nuestros oí­dos a un volumen excesivo es perjudicial, discrepo en cuanto a la opinión de que la culpa está en los auriculares.
    El exceso de ruido y un volumen demasiado alto es perjudicial, (como también los es el sonido de una taladradora o tener una sirena sonando en el oí­do todo el tiempo,) pero en el caso de los auriculares, el problema es simplemente el volumen, no ellos en sí­ mismos.
    Si nos acostumbrarnos a utilizar los auriculares a un volumen “aceptable”, dudo mucho de que esto pudiera acarrear cualquier tipo de problema auditivo.

  16. MItxel dice:

    ¿Somos capaces de tomar alguna decisión que mejore el asunto?…. Lo demás es, sencillamente, muy propio de plañideras (posiblemente la mayorí­a no tiene ni pajolera idea de lo que significa). ¡¡Siempre hay tiempo para la mejora!!

  17. Sendoa Sierra dice:

    Personalmente, llevo unos cuantos años escuchando música de los auriculares y yo no me noto una pérdida de mi capacidad auditiva. No sé si sabré captar si he perdido o no pero yo no me noto nada. ¿Esto puede ser una de esas tantas leyendas urbanas? Pues como persona adicta a la escucha de música, creo que esto es real, que escuchar música en niveles inadecuados puede dañar tu sistema auditivo. Por eso los aparatos de hoy en dí­a posee ese regulador de sonido el cual te indica si tienes la música bastante alta de lo habitual. La gente dice que escuchando música a un nivel aceptable podrí­a ayudar a no dañar esto, pero seamos sinceros, cuando te quieres meter en tu mundo con la música, es verdad qye con la música alta te metes más .Así­ que seamos realistas, un mundo sin música no serí­a lo mismo, luego ya el regulamiento de su volumen depende de cada uno, de los gustos de cada uno.

  18. Sara Martín Cajide dice:

    El uso de aparatos electrónicos que afectan a problemas auditivos aumenta en el mercado, es decir; los auriculares y los altavoces cada vez son más perfectos y pueden emitir los sonidos a decibelios más altos, por tanto, mas daño para nuestros oí­dos.
    Yo me incluyo en el grupo de las muchas personas (mayorí­a jóvenes) en el cual que se someten a estos tipos de aparatos dí­a si y dí­a también. Yo personalmente soy consciente de los daños que producen estos aparatos, no obstante no dejo de utilizarlos, y la mayorí­a de las personas hará lo mismo que yo, por eso creo que encontrar un solución para este problema tan evidente no creo que sea nada fácil.
    Se podrí­an emitir anuncios que llegaran a los jóvenes para informar sobre los problemas de salud que pueden crear estos aparatos. También se podrí­a solucionar si las compañí­as que los crean dejasen de fabricar instrumentos tan dañinos, pero desgraciadamente es algo que no harán jamás.

  19. Marina Escribano dice:

    Los auriculares son habituales en la vida de cualquier joven. Salimos de clase o de casa y nos los ponemos con el fin, que en mi opinión es, de evadirse. La música es aquello que nos hace dejar de lado los problemas y olvidarnos por un instante de todo. En la cuestión del volumen, todo depende de lo que nos guste la canción, al menos en mi caso. Ante ello no podemos hacer nada, es inevitable no caer en la tentación de pulsar al boton de subir el volumen, sin pensar que a la larga nos provocará sordera, somo inconscientes de ello. Pero propongo una solución para quienes fabrican mp3, mp4, móviles… cada vez mejores. Si tanto avanzan en sistemas, también podrán ser capaces en inventar un programa el cual identificase si lo que estamos enchufando al dispositivo son auriculares o amplificadores, y en el caso de ser auriculares, que el volumen máximo sea menor. De esta forma nuestra tentación de subir el volumen seguirí­a estando, pero pulsar el botón ya no tendrí­a resultado.
    Una proposición que siendo realista, y viendo que las mejoras de los sonidos en los productos del mercado, será imposible llevar a cabo.

  20. Mitxel dice:

    ¿NO crees que fiar todo a la tecnologí­a invade nuestra responsabilidad?…

  21. Claudia Sueiro dice:

    Mi opinión coincide con los demás compañeros, pero en mi caso, yo no los utilizo mucho, aunque hay que reconocer que me parece un gran invento, ya que nos permite escuchar música sin molestar a los demás. Lo que se pretende es evadirse y entrar más en relación con la música, entrar más contacto. Los utilizamos en el ordenador cuando vemos ví­deos o escuchar música, mientras hacemos deporte ya que normalmente se pone música marchosa para ganar energí­a, o incluso,una música más relajada al estudiar.
    Lo malo es que subimos mucho el volumen, se puede decir que demasiado. Pero es muy difí­cil, y dependiendo de las personas hasta imposible, resistirse a su empleo, vivimos demasiado pendiente de los auriculares.
    Además, hasta en la caja del móvil vienen ya incluidos los auriculares, cosa que anteriormente no era la más común. Encima, para colmos de los colmos, ahora hay mucha gente que hace uso de ellos para hablar por teléfonos, parece ser una forma más cómoda de hablar, cosa que a mi no me gusta, ya que muchas veces pienso que no esta hablando o no lo asocio, normalmente me pasaba al principio, que me preguntaba porqué la gente hablaba por medio de los auriculares. Actualmente me sigue pareciendo un uso un poco absurdo, pero están en derecho de emplearlos que vean necesario, o más cómodo.
    No estarí­a nada mal concienciar a los jóvenes en el colegio y en casa, y, con campañas publicitarias advirtiendo de lo que nos puede perjudicar de los auricular y el uso adecuado de ellos.
    Pero el empleo inadecuado de los auriculares no es el único motivo de la sordera,si es uno de ellos, pero no el más grave, vivimos en una sociedad ruidosa, y eso perjudica gravemente nuestra salud auditiva. Se ha llegado a observar gente que cuando queda con los amigos, o con la familia, se pone los cascos y deja a un lado a los amigos o familiares por estar escuchando música con ellos, cosa que me parece una falta de respeto, escuchas música en tu casa cuando no haya gente delante y si no preguntas y la pones en alto.

    Se deberí­a utilizar altavoz siempre que fuera posible, es recomendable, y habrí­a menos problemas auditivos.

  22. Oihane Cearra dice:

    Coincido totalmente con el texto y con mis compañeros. Yo, al igual que muchas más personas, utilizo los auriculares diariamente y cada vez a un volumen más elevado ya sea para realizar ejercicio o el simple hecho de dar un paseo por la calle. Creo que todos somos conscientes de este problema pero no le hacemos el caso que se merece, ya que nos puede parecer absurdo. Pero al igual modo que los auriculares dañan el oí­do, no son los únicos causantes. Vivimos en una sociedad en el que el ruido es constante (tráfico, bares…) no obstante si queremos mantener la salud de nuestros oí­dos deberí­amos reducir el volumen y tiempo de la utilización de estos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: