La Ferrería de El Pobal celebra sus 20 años como museo

La Ferrería de El Pobal ha conmemorado este lunes el 20º aniversario desde su apertura al público en junio de 2004, un tiempo en el que ha recibido la visita de 280.000 personas y ha ofrecido más de 15.000 recorridos guiados.

El museo, gestionado por la Diputación Foral de Bizkaia y que trabaja en la preservación y difusión de las actividades preindustriales de Bizkaia, específicamente la fabricación de hierro y la molinería, ha celebrado estos primeros años de vida con un acto en sus instalaciones presidido por la diputada foral de Euskera, Cultura y Deporte, Leixuri Arrizabalaga.

La diputada ha valorado que «este museo vivo no solo preserva un patrimonio de incalculable valor, sino que también ofrece una experiencia educativa y cultural única para todas las personas visitantes».

Patrimonio de Bizkaia

Además, ha subrayado que La Ferrería de El Pobal es «un museo consolidado y un referente en el patrimonio de Bizkaia» ya que constituye «un elemento fundamental para entender 500 años de historia del hierro» y sigue jugando «un papel crucial en la transmisión del conocimiento de nuestra historia ferrona, tanto entre pequeños como mayores».

Durante estos 20 años, la Ferrería de El Pobal ha recibido a cerca de 280.000 personas visitantes y ha ofrecido más de 15.000 recorridos guiados. La posibilidad de ver en funcionamiento la maquinaria histórica, como los fuelles de piedra, las ruedas hidráulicas y el martillo pilón, ha sido «una de las principales atracciones», con más de 4.000 demostraciones realizadas, según ha destacado la Diputación.

Además, cada año, cerca de 6.000 escolares visitan la Ferrería. El museo ofrece talleres y actividades que permiten a los jóvenes aprender sobre la historia, la tecnología y el medio ambiente de manera interactiva.

Exposiciones en El Pobal

El Pobal ha albergado diversas exposiciones temporales y ha fomentado la investigación y la difusión con iniciativas como la actualización del inventario del patrimonio ferrón de Bizkaia o las exposiciones como ‘Hierro al mar’, ‘Los barcos grabados en la iglesia de San Julián de Muskiz‘ y ‘Burdinoletan zehar. Bizkaia, territorio ferrón’.

Actualmente, la ferrería acoge la instalación ‘Señales del viento, señales del tiempo: Veletas en Bizkaia’, que muestra una colección de veletas cedidas por Euskal Museoa de Bilbao. La instalación artística de José Pablo Arriaga, han subrayado los responsables forales, «captura la esencia de las veletas en piezas de madera curvada, creando una experiencia visual única».

Coincidiendo con esta exposición y con motivo de este 20º aniversario, este sábado, 22 de junio, además de visitas guiadas con demostración de puesta en marcha del martillo pilón, los visitantes podrán contemplar en la fragua el trabajo del maestro ferrón y herrero Luis Padura, que «forjará in situ una veleta».

Conciertos, teatro y eventos culturales

Por otro lado, el museo se ha convertido en estos años en «un lugar de encuentro y ocio para la comunidad» ya que ha acogido grabaciones, conciertos, representaciones teatrales y eventos culturales en el marco del festival MusEkintza. En este marco, propuestas como ‘Suena la ferrería’ y ‘Yunque y Dulzaina’ han introducido al público «en el universo sonoro de la industria ferrona y molinera».

A su vez, la ferrería ha diversificado su oferta con actividades como las ‘txondorras’ para mostrar la producción de carbón de leña y los ensayos para elaborar hierro en hornos tradicionales. Los ‘Encuentros en la fragua’ han permitido ver la forja de anclas, arpones, clavos y otros objetos y ha impartido talleres.

Por otro lado, ha ofrecido rutas guiadas que exploran otros elementos del patrimonio ferrón, como las ferrerías de Urtubiaga, Bolunburu, Oxillain y Ansotegi, así como la fandería de Olabarrieta.

Castillos de Muñatones

Desde 2009, el Castillo de Muñatones se ha integrado en la oferta educativa y turística de la Ferrería, con lo que ofrece «una visión más completa del pasado de Bizkaia».

Desde su apertura, más de 31.000 personas han participado en las actividades de Muñatones, entre ellas la Recreación Medieval y la visita teatralizada ‘Las Intrigas de Muñatones’, que da protagonismo al papel de las mujeres que habitaron el Castillo.

Cerca de 800 personas disfrutan en Muñatones de un tránsito por la Edad Media

A las más de 900 visitas guiadas llevadas a cabo, se suman conferencias, recreaciones, talleres, teatro, conciertos, danza y magia, además de jornadas de gastronomía medieval como la Dieta de Lope.

Ferrerías de Bizkaia

La Ferrería de El Pobal inició su nueva etapa como museo en junio de 2004, según han recordado desde la Diputación, tras un «exhaustivo proceso de rehabilitación» las instalaciones en el que se había fabricado hierro durante cerca de 500 años.

De las más de 200 ferrerías que en el pasado llegó a haber en Bizkaia, la de El Pobal era la mejor conservada y la única que había llegado con maquinaria. Sus últimos propietarios, la familia Pérez Ibarrondo, la habían mantenido en activo hasta 1965.

Tomado de www.DEIA.eus

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *