La red urbana española (Comentario)

Nos encontramos ante un mapa de España que refleja la distribución geográfica de las principales aglomeraciones urbanas.

1)      Elementos formales

En el mapa aparecen indicados,  los tamaños de las principales ciudades españolas. Además, vienen señalados cuatro grandes ejes urbanos. A través de los pictogramas (los cí­rculos que representan los tamaños de las ciudades españolas)  podemos observar la jerarquí­a de las diferentes ciudades españolas, caracterizada por la diferencia entre las dos grandes metrópolis nacionales, Madrid y Barcelona, y el resto.

En un segundo escalón encontramos cinco metrópolis regionales, que son Valencia, Sevilla, Bilbao, Málaga y Zaragoza. Estas ciudades se disponen de forma semianular, en la periferia, rodeando un espacio interior poco urbanizado, en cuyo centro está la mayor aglomeración urbana del paí­s, Madrid.

2)      Análisis

Las aglomeraciones urbanas de la periferia forman cuatro ejes:

  • El eje septentrional es discontinuo (en el mapa corresponderí­a a las zonas señaladas con los números 1 y 2). Esta integrado por el eje atlántico de Galicia (A Coruña, Vigo, Pontevedra) y las ciudades interiores que dependen de él (Ourense y Lugo), y por el eje Cantábrico, comprendido por triángulo asturiano (Oviedo, Gijón, Avilés), el Paí­s Vasco y Pamplona. Este eje tiene ramificaciones hacia el interior (León, Burgos, Logroño).
  • Eje del Mediterráneo (número 3 en el mapa). Zona comprendida entre Gerona y Cartagena. Habrí­a una diferenciación entre la zona en tomo a Barcelona y la zona sur, desde Valencia hasta Alicante-Murcia.
  • La red urbana andaluza (número 4 en el mapa). Se dispone a lo largo de un doble eje: el valle del Guadalquivir (de la costa atlántica a Jaén) y el eje litoral (de Almerí­a a Huelva).

Aparte de estos ejes, en la zona central destacarí­a Madrid y su área metropolitana, que constituyen la zona más poblada del paí­s, así­ como algún caso aislado, como Zaragoza, que aparece como un punto clave en el corredor de comunicaciones entre el eje septentrional, el Mediterráneo y Madrid.

En la zona insular, las grandes ciudades (Palma, Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas) deben su tamaño a su importancia turí­stica.

La distribución urbana de España es claramente periférica, con un claro predominio de la zona nordeste. Esto se explica por la mayor importancia económica (actividad industrial y turí­stica) de las regiones costeras frente al menor peso de la zona interior (actividades primarias), salvo en el caso de Madrid, donde es la capitalidad lo que provoca la mayor población, y Zaragoza, por ser una encrucijada de comunicaciones.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: