PRÁCTICA 14: Comentario del mapa de la red ferroviaria de España

Se nos presenta para comentar un mapa de la red de la Red Ferroviaria Española (año 2011). En el que a través de diferentes lí­neas coloreadas se muestra la configuración de la Red haciendo referencia las diversas modalidades de la misma. Para realizar el comentario seguiremos los siguientes pasos: elementos formales, análisis de los datos y conclusiones.

1.- Elementos formales.
El mapa que se nos presenta para comentar es de tipo general y no incluye el archipiélago canario por carecer de esta insfraestructura. Aparecen once tramas de diferentes colores y grosores para señalar las diversas realidades de la Red. El mapa no tiene escala.

2.- Análisis de los datos
La Red Ferroviaria Española (2011) nos muestra una gran diversidad. La más importante de las estructuras es la gestionada por ADIF (señalada con color azul que en su inmensa mayorí­a está electrificada). Los Ferrocarrriles de Ví­a Estrecha (FEVE) han quedado vigentes de forma testimonial aunque en su momento cubrieron muchos espacios que no lo eran por RENFE. Lo mismo podemos decir de FGV (Valencia), FGC (Cataluña), SFM (Mallorca) y Vascos (ET-EuskoTren). La lí­nea de Alta Velocidad une Barcelona con Madrid y a esta capital con Sevilla aunque existen otros varios proyectos. Una lí­nea punteada roja indica los ferrocarriles en desuso (Santander-Mediterráneo, Valladolid-Calatayud, León-Cáceres… la mayorí­s de ellos transversales). Con la misma trama y diferente color se señalan algunos Ferrocarriles en contrucción abandonada (p.e. Albacete-Jaén). Todos estos últimos vienen a completar los espacios que no cubre ADIF.

3.- Comentario y conclusión.
La red ferroviaria también se dispone en forma radial y arborescente. Tiene tres nudos principales a partir de los cuales partes distintos itinerarios. En el norte: San Juan de Baños en Palencia de donde parten ramales hacia el norte y el NO del paí­s. Miranda de Ebro de donde se distribuyen lí­neas hacia el N y NE del paí­s y en el sur Alcázar de San Juan en Ciudad Real, de dónde parten los itinerarios hacia el Este y Sur del paí­s. El transporte ferroviario se compone de tres redes: RENFE (creada en 1941 mediante la nacionalización de diversas lí­neas de ferrocarriles a fin de proceder a la rehabilitación de la red ferroviaria española tremendamente dañada durante la guerra civil) que absorbe el 90% del tráfico ferroviario; FEVE, creada en 1965 por el Estado absorbiendo a las compañí­as de ví­a estrecha que estaban siendo deficitarias y que da servicio, principalmente, en la cornisa Cantábrica, Norte de Castilla-León y Baleares; y la red AVE, inaugurada en 1992 con la lí­nea M-Sevilla y que hoy en dí­a tiene en funcionamiento las lí­neas M-Toledo, M-Barcelona, M-Valladolid y se encuentran en ejecución: la Y vasca, Coruña-Vigo, Sevilla-Málaga.
En cuanto a la Y vasca, esta obra supone una infraestructura vital para el Paí­s Vasco. La alta velocidad en Euskadi tendrá la doble finalidad de transportar viajeros y mercancí­as. En sus 172 Km de trazado unirá las tres capitales así­ como los puertos de Pasajes y Santurce posibilitando la evacuación de mercancí­as por ferrocarril tras la construcción de la variante ferroviaria sur en Vizcaya. El AVE pondrá fin a la difí­cil comunicación que hoy dí­a tienen las tres capitales. Baste mencionar que hoy de Vitoria-Gasteiz a Donosita-S.Sebastián se tarda en autobús 90 minutos, en coche, 70 y con la Y vasca se llegará en 35 minutos y Parí­s estará a 5 h 45m. Esta obra de infraestructura contribuirá a lograr los objetivos de la UE de un transporte sostenible. El 60% del trazado será subterráneo, para ello se construirán 80 túneles. El resto del trazado discurrirá bien por tierra o por viaductos, éstos supondrán 14 Km y para ello habrá que construir 71 viaductos.
El ferrocarril en España no ha sido suficientemente cuidado ni impulsado y ha sufrido una descapitalización crónica que ha hecho que muchas de sus compañí­as de ví­a estrecha o de los recorridos de gran distancia de RENFE, los menos frecuentados y deficitarios, fueran sistemáticamente desatendidos sufriendo cierres y carencias técnicas y de funcionalidad.
Hoy es claro el cambio de orientación a favor del tren no sólo en España sino en toda Europa. El tráfico de mercancí­as es necesario reconducirlo y para ello trata de impulsarse la red TECO (Trenes Expresos de Contenedores). Junto a ésto, hace falta mejorar las infraestructuras y centros logí­sticos de transporte que posibiliten la intermodalidad y el paso de mercancí­as, con total eficiencia, de un tipo a otro de transporte.
El PEIT (Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte) que tiene vigencia del 2008 al 2020, tiene entre sus prioridades impulsar el transporte ferroviario al que van a ir destinado el 50% del presupuesto. Se trata de aumentar la accesibilidad a todo el paí­s, principalmente al cuadrante NO y Cuenca y Teruel. En general se espera que la accesibilidad aumente en más de un 50%. Todas las capitales de provincias estarán conectadas por el AVE y del centro a la periferia no habrá más de 4 horas en tren. Se adoptará el ancho de ví­a europeo (1,435 m) para facilitar la interconexión con la red europea. El transporte ferroviario de alta velocidad se ve como la apuesta de futuro para un transporte sostenible y respetuoso con el medio ambiente y un factor de cohesión territorial, tanto a nivel nacional como europeo, que impulse la competitividad y el desarrollo económico. Hay que destacar que la red AVE se está ejecutando con tecnologí­a propia (empresa TALGO, CAF y otras) lo que resulta muy beneficioso para la industria nacional.

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: