DEBATE 107: El amor romántico ¿Para siempre? (I)

9449e2461fb7ada29426ae02bc5563e2-amor-what01El amor romántico es, precisamente, ese que descubrimos en la adolescencia.

También es frecuente que el sentimiento de amistad aparezca en esta etapa de la vida. Pero lo que todos recordamos de nuestros años adolescentes suele ser el descubrimiento del amor romántico. Y este tipo de amor está definido por algunas caracterí­sticas:

Deseo. La atracción sexual suele ser la primera manifestación del amor romántico aunque no siempre es así­. Pero es frecuente que los jóvenes comiencen a experimentar una atracción fí­sica -deseo de estar junto a esa persona- y casi siempre también una atracción sexual -deseo de tocar, besar y tener relaciones sexuales con esa persona- cuando experimentan el amor romántico. Esa emoción que generalmente para los adolescentes es muy nueva es una de la que les provoca más confusión, falta de confianza y nerviosismo. Generalmente con el paso del tiempo cuando la han experimentado más y cuándo la conocen mejor, esas sensaciones negativas unidas al deseo suelen desaparecer. La adolescencia es también el momento de la aparición de las primeras relaciones sexuales, del descubrimiento de la propia orientación sexual y cuando los chicos y las chicas buscan respuestas a sus dudas sobre sexo.

Intimidad o apego. Es la conexión que se desarrolla hacia la persona objeto del amor romántico. Generalmente la existencia de amor romántico entre dos personas provoca también la aparición de un tipo de relación con un grado de intimidad mucho mayor que con el resto. Con la otra persona se comparten pensamientos y sentimientos que no se comparten con nadie más.

 

También te podría gustar...

12 Respuestas

  1. Miriam Burgos dice:

    Son dos conceptos que a mi manera de ver no están claros en nuestra sociedad y tendemos a confundirlos con facilidad, sobre todo entre lo jóvenes. Es en la juventud cuando empezamos a buscar otro tipo de respuestas, y mezclamos nuestros sentimientos, pudiendo hacernos creer que sentimos amor cuando quizás solo sea deseo. Como bien dice el texto el deseo esta relacionado con la atracción sexual, y suele darse entre los jóvenes, ya que quieren experimentar nuevas cosas y conocerse un poco mas a ellos mismos. En cambio, a medida que pasan os años, los intereses cambian, y surgen un nuevo tipo de relaciones mas intimas. A diferencia del deseo, se puede diferenciar claramente que ambas personas se quieren mas allá que por un fí­sico, y es aquí­ donde intervienen la personalidad de cada uno.
    Aun no habiendo llegado a esa etapa, creo que el amor va mas lejos que un fí­sico despampanante y debemos fijarnos mas en los que nos puede ofrecer para que mutuamente crezcamos como personas, sin olvidar que la belleza se deteriora.

  2. Ana Garizurieta dice:

    A diferencia de Miriam, creo que la mezcla de ambos sentimientos es la clave para una buena relación. No relaciono directamente el sexo con el fí­sico despampanante o atractivo, ya que creo que a pesar de ser algo tan fí­sico, engloba un mayor sentimiento al que sólo se puede llegar a través de esa intimidad o conexión que desarrollan los dos individuos, y sí­, sé que no es exactamente lo que se lleva entre los jóvenes ahora mismo, pero yo personalmente veo imprescindible dicho ví­nculo.
    Es cierto que tendemos a confundir el deseo con el amor y es ahí­ donde entramos en terreno farragoso, ya que el amor debe ser cosa de dos, cualitativa y cuantitativamente correspondidos. Cuando somos confundidos o engañados por otra persona (algo tristemente común hoy en dí­a), es simplemente porque no es la persona idónea o la capacitada para establecer con nosotros esa conexión í­ntima, el amor desinteresado.
    A pesar de no ser lo más común, por ello especial, creo en el amor romántico después de la adolescencia, en el amor perecedero. Entiendo que en una relación de años no se sentirá el nerviosismo de los que llevan una semana juntos y están en proceso de conocerse y experimentar, sin embargo, eso no implica que no sea igual o incluso más romántico cuando ya has llegado a conocer todos los rincones de esa persona. Entiendo “amor romántico” como aquel amor del que es imposible desentenderse, con el que las ganas de compartir tu vida con esa persona aumentan dí­a a dí­a, aquel amor que se construye poco a poco o a la carrera, pero nunca sin ganas, sin amor.

  3. Nerea Alconero dice:

    Al igual que Ana, creo que ambos sentimientos son necesarios para una relación. Sin alguno de los dos, una buena relación no serí­a posible. Relaciono deseo con el fí­sico ya que creo que lo que nos atrae sexualmente de una persona es su fí­sico y lo que nos enamora, su personalidad. Creo que el amor debe ser reciproco en una relación porque si una de las partes no siente lo mismo que la otra, es el momento en el que la relación comienza a hacer aguas. Una relación no es posible si los sentimientos de ambas partes no son los mismos.
    Hoy en dí­a, entre los jóvenes, se estila más el pasar una noche con alguien que el tener una relación duradera. Los jóvenes no quieren compromisos y creo que también afecta al no querer tener relaciones duraderas, el miedo a enamorarse.
    Sinceramente, aplaudo a los jóvenes que con nuestra edad, son capaces de tener una relación de amor verdadero.

  4. Mitxel dice:

    ¡Os veo poco románticas!

  5. Silvia Núñez dice:

    Desde mi punto de vista, en este texto veo dos puntos a los cuales tengo que profundizar; el primero, la denominación amor “romántico” y por otro lado el hecho de que afirme que aparezca en la adolescencia.

    Por un lado, el tí­tulo de este texto se denomina “amor romántico” definiendo así­ al tipo de amor que se experimenta en la adolescencia …¿perdona?¿Que ahora el amor es un objeto que se puede clasificar? Lo siento por la informalidad pero creo que el amor es un sentimiento global, una definición global, y existe el amor o no, no hay variaciones del tipo “amor desinteresado” o “amor a primera vista” , estos últimos no son amor, es atracción por una persona, por su fí­sico. Yo del sentimiento del que estoy hablando es aquel sentimiento que padecemos las personas el cual nos hace querer convivir junto a otro ser e intentar lo imposible para hacerla feliz, sin animo de lucro, poder ser su pilar que la aguante de cualquier problema, simplemente el sentimiento máximo de querer proteger a alguien, puede ser tanto a un amigo, madre, hermano, novia y etc.

    El amor se puede experimentar el cualquier etapa de la vida, aunque el problema es que puede que no la percibas en mucho tiempo, muchos lo descubren en la etapa adolescente impulsados por los deseos sexuales y la curiosidad, suele ser ahí­ cuando te das cuenta que el ser humano es una animal que ama y es amado por otros. Y no es que descubras solo el amor que puedes sentir hacia otras personas sino que creo que es en la adolescencia cuando aprecias y valoras el amor de tus padres y donde el amor de las amistades se va fortificando. Desgraciadamente, hay casos de personas que no van a conocer nunca el amor debido a traumas o problemas de la vida, o que las descubran cuando la persona adecuada llegue que puede que sea tarde.

  6. XABIER LAHUERTA VÁZQUEZ dice:

    Voy a enfocar mi comentario a responder el de Silvia, pues estoy prácticamente en total desacuerdo con el suyo. Para empezar no creo que la definición de amor sea universal; me explico, no creo que haya un único tipo de amor global como ella defiende, pues ella misma afirma más tarde que lo puedes sentir por distintas personas (amigo, madre, hermano, novia, etc), pero creo que todos estaremos de acuerdo en que no sentimos lo mismo por nuestros padres que por nuestros amigos o por nuestra pareja… De aquí­ concluyo que necesariamente tiene que haber distintos tipos de amor.

    Por el contrario, coincido en que el amor se puede experimentar en cualquier etapa de la vida, en que el ser humano es un animal que ama y que es amado por otros, y en que hay personas que no van a conocer nunca el amor; pero estoy totalmente en contra de la última frase: “… que las descubran [el amor] cuando la persona adecuada llegue que puede que sea tarde”. Soy una persona que cree en el dicho “nunca es tarde si la dicha es buena”.

    Por último, me parece correcto mencionar una frase que ha podido pasar desapercibida en dicho comentario: “… es en la adolescencia cuando aprecias y valoras el amor de tus padres…”. Me parece que Silvia ha sido muy optimista al decir esto, al ser esta edad en la que más casos de violencia filio-parental surgen, hecho más que contrastado en distintos trabajo de investigación (ej: “Violencia filio-parental: conductas violentas de jóvenes hacia sus padres” de Izaskun Ibabe, Joana Jauregizar y í“scar Dí­az).

  7. Aida Lera dice:

    Desde mi punto de vista creo que el deseo y el apego son dos conceptos que son calves para que una relación pueda durar, pero tengo que decir que una relación no se sostiene solo de esos dos concepto. Las relaciones en la adolescencia casi siempre suelen ser más intensas ya que no han tenido tanta experiencia, y por lo tanto, como se ha dicho en el texto siempre suele haber nerviosismo, confusión, falta de confianza.
    Hay muchas personas que creen que en la adolescencia van a encontrar su amor verdadero y van a estar para siempre juntos, pero algunos para siempre son más cortos que otros. Ya que puede que no estén “hechos el uno para el otro”. Pero al igual que pasa esto, hay personas que han conocido a su amor verdadero en el instituto y desde entonces están juntos. Pero una cosa esta clara, cada uno tiene un concepto muy diferente de amor

  8. Janire Tudanca dice:

    Creo que hoy en dí­a la juventud cree que ha encontrado el amor de su vida en la primera persona que le gusta. Es verdad que; en ocasiones, se puede encontrar este amor a nuestra edad, pero creo que no siempre es así­. Es verdad que tanto el deseo como el apego hacia una persona tiene que ser imprescindible en una relación, aunque a veces el deseo o la necesidad de querer estar a todas horas con esa persona nos puede causar más de un problema. En la sociedad en la que vivimos cada vez se ve más “normal” que una pareja de adolescentes se pasen pegados las 24 horas del dí­a, sin poder quedar con sus respectivos amigos o sin poder hacer un plan sin que esté la pareja. No se si a esto se le llamará amor romántico, pero más que romántico creo que se le podrí­a llamar obsesivo.

  9. Yo creo que el concepto de amor romántico está relacionado con relaciones o amores imposibles, como en las pelí­culas, que con la realidad de sentir un amor cuando eres adolescente. Se puede querer a una persona tanto cuando tienes quince o dieciséis años que cuando tienes cuarenta. La diferencia puede ser, como dice el texto, que cuando eres adolescente tienes menos experiencias, estás más nervioso, pero el sentimiento puede ser el mismo, incluso puede ser mayor. Conozco chicos que con quince años han estado enamorados como se suele decir “hasta las trancas”. Lo primero que te va a atraer de una persona va a ser su fí­sico, pero lo que a tí­ te gusta, puede que a otro le parezca horrible, y luego una vez conocida la persona, lo que te va a importar es el carácter, porque puede ser guapí­sima pero no la puedas aguantar. Es cierto que ahora se va más al ligue rápido, y las relaciones son más cortas, pero también hay parejas que han empezado muy jóvenes y continúan juntas. La conexión que dice el texto la puedes tener con una persona con la que te gusta estar, le cuentas tus cosas y pensamientos, y no por ello tienes que estar enamorado.

  10. Nerea Alvear dice:

    El amor romántico, como dice el texto, es un sentimiento que se puede apreciar en la adolescencia y generalmente siempre empieza por una atracción fí­sica aunque finalmente lo que nos hace “enamorarnos” es la forma de ser de la otra persona, y en este momento es cuando nos da igual todo lo que le rodea porque para nosotros será magní­fica, en sus aciertos y en sus fallos. Esto es lo que para mí­ significa estar enamorado. Pero al mismo tiempo pienso que los amores románticos de hoy en dí­a se basan en la ilusión y si son correspondidos se llenan de inseguridades, nerviosismo y celos. Y esto se debe a que en la adolescencia todaví­a no hemos madurado del todo como para poder llevar una relación basada en la confianza y en la seguridad de cada integrante. Por lo que estas relaciones no suelen ser muy duraderas, pero no por motivos de infidelidades con terceras personas sino por los propios celos. Y es que últimamente se sobrevalora mucho a una persona celosa, las parejas piensan que el motivo de que tu novio/a esté celoso es porque le importas y es una demostración de su amor. No puedo estar más en contra de ello, los celos solo es una demostración de la falta de autoestima y una muestra de las inseguridades de una persona hacia sí­ misma. En estos casos, el primer paso para poder amar a alguien es amarse primero a uno mismo.
    Aún así­, yo voto por el amor a cualquier edad y entre cualquier persona, ya sea amistad, amor romántico, etc… y es que el amor tiene la capacidad de hacernos felices.

  11. Diego González García dice:

    En primer lugar, y contestando al tí­tulo del debate, me gustarí­a decir que el amor hacia nuestra pareja no siempre dura toda la vida, caracterí­stica que parece imprescindible en el “amor romántico”. Esto no hace, ni mucho menos, que nuestros sentimientos hacia esa persona sean menos válidos, ni que el tiempo pasado con ella halla sido en vano porque no ha resultado ser nuestro “amor verdadero”.

    Cada persona ama a su manera, y esta puede cambiar a lo largo de su vida, o de una relación a otra. Nuestra primera relación puede producirnos sentimientos muy fuertes y, sin embargo, durar menos que otra mas calmada, pero no significa que a una persona la amemos “mas” o “mejor” que a la otra. Por otro lado, opino que es un error pensar que a nuestro compañer@ hemos de quererlo siempre como el primer dí­a. Por mucho que nos esforcemos, nuestros sentimientos cambian y evolucionan, y esas “mariposas en el estómago” que sentimos al ver a la persona que queremos pueden no durar para siempre. Sin embargo, pese a que no exista la chispa del primer dí­a, la relación puede ser incluso mejor, y sentir que pese a que de otra manera, seguimos amando con locura a nuestra pareja.

  12. Andrea Carrillo De La Fuente dice:

    Desde un punto de vista obletivo y analizando conceptos como, amor romántico, relaciones intimas, necesidades fí­sicas….., todas ellas van unidas en la adolescemcia, como experiencias nuevas, sensaciones nuevas y por ello son excitantes, como la primera vez que te subes a una montaña rusa.
    Podemos confundir esa sensación de amor romántico, dicho sea de paso, poco duradero, con la novedad, la atracción y la intriga de nuevas relaciones con nuevas personas. En la adolescencia son relaciones y atracciones pasajeras y variebles, serí­a muy serio declararlo amor romántico e incondicional.
    Las decisiones importantes se deben tomar con calma, sin dejarse influenciar por deseos nuevos, mal llamados amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: